Dispositivo anti-robos revolucionario

20 enero 2007

Poniendo este sencillo, pero efectivo dispositivo anti-robo en la pared o el muro de su casa, evitará que cualquier persona le robe. Sólo necesita pintura y una brocha. Barato y efectivo.

muro_no_robar

Madre mía. Esto es la verdadera España profunda.


Próximamente…

15 enero 2007

…seguiremos escribiendo y poniendo cosas interesantes. Ahora estamos de exámenes y no tenemos demasiado tiempo libre. ¡Hasta la vista! (mediados de febrero)


In The End

26 diciembre 2006

It starts with… One thing,
I don’t know why,
It doesn’t even matter how hard you try,
Keep that in mind, I designed this rhyme,
To explain in due time,
All I know…
Time is a valuable thing,
Watch it fly by as the pendulum swings,
Watch it count down ‘till the end of the day,
The clock ticks life away, It’s so unreal…
You didn’t look out below,
Watch the time go right out the window,
Tryin to hold on,
Didn’t even know, I wasted it all just to

watch you go… I kept everything inside,
And even though I tried, It all fell apart,
What it meant to me Will eventually be,
A memory of a time when

I tried so hard and got so far, But in the end,
It doesn’t even matter, I had to fall,
To lose it all, But in the end,
It doesn’t even matter.

One thing, I don’t know why,
It doesn’t even matter how hard you try,
Keep that in mind, I designed this rhyme,
To remind myself how I tried so hard…
In spite of the way you were mocking me,
Acting like I was part of your property,
Remembering all the times you fought with me,
I’m surprised it got so(far)…
Things aren’t the way they were before,
You wouldn’t even recognize me anymore,
Not that you knew me back then,
But it all comes back to me,
In the end…
You kept everything inside,
And even though I tried it all fell apart,
What it meant to me Will eventually,
Be a memory of a time when

I tried so hard and got so far, But in the end,
It doesn’t even matter, I had to fall,
To lose it all, But in the end,
It doesn’t even matter,

I’ve put my trust in you,
Pushed as far as I can go, For all this,
There’s only one thing you should know,

I tried so hard and got so far, but in the end,
it doesn’t even matter, I had to fall,
to lose it all, but in the end,
it doesn’t even matter

 

Linkin Park

 

 

 

linkin-park-30.jpg

 

 

 

 


 

 


Inspire Me..

26 diciembre 2006

inspire-me.jpg


Michael Jordan

25 diciembre 2006

Querido baloncesto,

Han pasado casi 28 años desde el primer día que te conocí. 28 años desde el primer día que te vi detrás de nuestro garaje. 28 años desde que nos presentaron mis padres.

Si entonces alguien me hubiera dicho en lo que nos convertiríamos el uno para el otro, seguro que no le hubiera creído.
Luego empecé a verte alrededor de mi barrio y en la televisión. Solía verte en los playground. Pero cuando mi hermano mayor empezó a prestarte más atención, comencé a preguntarme si eras algo diferente.

Cuánto más te conocía, más me gustabas. Pero como una broma del destino, cuando finalmente me empecé a interesar por ti de forma real, cuando me sentí preparado para tomarte en serio, me abandonaste en el instituto. Me dijiste que no era suficientemente bueno.

Aquello me dolió y me hundió. Creo que incluso lloré.

Pero sentía un amor por ti mayor que nunca. Entrené. Trabajé en mi juego sin descanso. Pase. Regate. Tiro. Visión. Corrí. Fortalecí mi físico. Levanté pesas. Te estudié. Empecé a enamorarme de ti y tú te diste cuenta. Al menos eso es lo que decía mi entrenador Dean Smith.

En ese momento no sabía exactamente qué es lo que ocurría. Pero ahora lo sé. Dean Smith me estaba enseñando a amarte, a escucharte, a entenderte, a respetarte y a apreciarte. Y entonces, ocurrió. Esa noche, en el Louisiana Superdome, en el último segundo de la final por el titulo ante Georgetown, me encontré en un rincón y bailamos.

Desde entonces, has sido mucho más que un balón para mí. Mucho más que una pista. Mucho más que un aro. Mucho más que un par de zapatillas. Mucho más que un partido.

En cierta forma, has sido mi vida. Mi pasión. Mi motivación. Mi inspiración.

Tú eres mi mejor seguidor y mi más duro crítico. Tú eres mi amigo más querido y mi más fuerte aliado. Tú eres mi profesor más retador y mi mejor estudiante. Tú eres mi más fiel compañero y mi más fiero competidor. Tú eres mi pasaporte alrededor del mundo y mi llave dentro del corazón de millones de fans.

Han cambiado muchas cosas desde que nos conocimos por primera vez pero, en cierta forma, tengo que agradecerte mucho. Así que si no lo has oído antes, deja que lo haga ahora para que todo el mundo pueda escucharlo. Gracias. Gracias, Baloncesto, Gracias por todo.

Gracias por todos los jugadores que llegaron antes de mí. Gracia por todos lo jugadores contra los que luché. Gracias por el campeonato y por los anillos. Gracias por los All-Star Games y los Playoffs. Gracias por los últimos tiros, los tiros sobre la bocina ganando partidos, las victorias y las derrotas. Gracias por lograr que me ganara la vida. Gracias por el número 23. Gracias por North Carolina y por Chicago. Gracias por el apodo de Air. Gracias por los movimientos en el aire y mi capacidad para volar. Gracias por el concurso de Mates. Gracias por el deseo y la motivación, el corazón y el alma, el orgullo y el coraje. Gracias por el espíritu competitivo y la competición. Gracias por los fallos y los aciertos, por las bendiciones y los aplausos. Gracias por el triángulo. Gracias por el béisbol y los Barons. Gracias por perdonarme. Gracias por los asistentes, los trainers y los médicos. Gracias por los locutores, los árbitros, los periodistas, los reporteros, la televisión y la radio. Gracias por los Pistons y los Lakers, los Cavs y los Knicks, los Sixers y los Celtics. Gracias por Phoenix, Pórtland, Seattle y Utah. Gracias por los Wizards. Gracias por los que creyeron en mí y por los que dudaron de mí. Gracias por el entrenador Smith, el entrenador Loughery, en entrenador Albeck, el entrenador Collins y el entrenador Jackson. Gracias por la educación y la experiencia. Gracias por enseñarme este deporte desde cerca, desde arriba, desde abajo, desde lejos y desde dentro. Gracias por cada seguidor que alguna vez haya gritado mi nombre, que alguna vez me ha aplaudido a mí o a alguno de mis compañeros, que me ha dado la mano o que me ha animado. Gracias por todo lo que has dado a mi familia. Gracias por la luna y las estrellas y por último, gracias por Bugs y Marte.

Sé que no soy el único que te ama. Sé que hubo muchos que te amaron antes que yo y que habrá muchos que lo hagan después de mí. Pero también sé que lo nuestro ha sido único. Ha sido especial. Así que aunque sé que nuestra relación seguirá cambiando, como cualquier otra relación, hay algo que es seguro.

Te amo baloncesto. Amo todo lo que hemos vivido el uno para el otro. Mis días como jugador de la NBA se han acabado definitivamente, pero nuestra relación nunca terminará.

Michael Jordan

playoff_jordan61598d.jpg


Conducción temeraria

25 diciembre 2006

Últimamente le ha dado a los alcaldes y concejales de circulación por poner rotondas (o glorietas, como quieran llamarse) en cualquier cruce de vías. Al menos, por ahora no hemos visto en España nada como esto:

Es una rotonda cinco-en-uno, y además la del centro, seis. Parece ser que hay cinco rotondas como esta en Gran Bretaña. Imagínate encontrarte con esto, y encima conduciendo por la derecha. Cuando te estás acercando, aparece este cartelito:


¡Es que además se llama “la rotonda mágica”!
Para mí, mágico sería el saber cómo salir de ahí. No sé, yo habría visto más práctico y menos peligroso el poner una rotonda grande, evitando producir confusones y accidentes, o pasos elevados, esto tiene que ser confuso, y además peligroso.

Seguro que varias veces habrás visto en las películas americanas algunos cruces de autovías, en los que unas están por encima de otras, cruzándose todas con todas. A estos cruces los llaman “spaghetti junctions” (intersecciones espagueti), y estas fotos son casos de ejemplos extremos:

En algunos casos, el simple hecho de girar a la izquierda se convierte en dar varias vueltas por varios carriles (este ejemplo es de una intersección en Rusia).

Sin embargo, en otros países los peligros en las carreteras están presentes de forma natural, como es el caso de esta carretera boliviana, la carretera de los Yungas, de la cual se dice que es la más peligrosa del mundo:

Visto en:
Rotondas de pesadilla
La carretera de los Yungas
Incredible Junctions


Amigo mío

24 diciembre 2006

Amigo mío,
tengo tanta necesidad de tu amistad.
Tengo sed de un compañero que respete en mí,
por encima de los litigios de la razón,
el peregrino de aquel fuego.
A veces tengo necesidad de gustar por adelantado el calor prometido,
y descansar, más allá de mí mismo,
en esa cita que será la nuestra.
Hallo la paz.
Más allá de mis palabras torpes,
más allá de los razonamientos que me pueden engañar,
tú consideras en mí, simplemente al Hombre,
tú honras en mí al embajador de creencias,
de costumbres, de amores particulares.
Si difiero de ti, lejos de menoscabarte te engrandezco.
Me interrogas como se interroga al viajero,
Yo, que como todos, experimento la necesidad de ser reconocido,
me siento puro en ti y voy hacia ti.
Tengo necesidad de ir allí donde soy puro.
Jamás han sido mis fórmulas ni mis andanzas
las que te informaron acerca de lo que soy,
sino que la aceptación de quien soy te ha hecho
necesariamente indulgente para con esas andanzas y esas fórmulas.
Te estoy agradecido porque me recibes tal como soy.
¿Qué he de hacer con un amigo que me juzga?
Si todavía combato, combatiré un poco por ti.
Tengo necesidad de ti. Tengo necesidad de ayudarte a vivir.

Saint-Exupéry